14 de julio de 2024
Cultura

La huella cultural de la Ruta Marítima de la Seda

Nota del Diario del Pueblo digital/Fotos: Wang Jing

La aldea de Xunbu está situada en la costa este de Quanzhou, en la parte norte del puerto de Quanzhou, el punto de partida de la antigua Ruta Marítima de la Seda. Según la Jornada Xishan durante el período Jiaqing de la dinastía Qing, había 36 marismas esparcidas en la costa durante las dinastías Han y Tang. En la dinastía Song, se llenaron de sedimentos creando zonas de terreno. Las aldeas comenzaron a aparecer durante las dinastías Yuan y Ming.

«No hay un regalo sin flores. Esta es la costumbre de Xunbu. Regalar flores significa enviar bendiciones, y llevar flores también significa bendiciones», dijo Zhuang Qun de la comunidad de Xunbu.

En los primeros días, las mujeres de Xunbu se recogían el cabello en un moño con forma de caracola cuando tenían doce o trece años, y lo fijaban con espinas de pescado en el medio. Colocaban dos o tres círculos de hilos de flores hechos con flores de temporada alrededor del moño y ponían algunas flores encima.

El comercio marítimo en Quanzhou floreció durante las dinastías Song y Yuan. Xunbu ha sido testigo de los intercambios de innumerables barcos mercantes, dejando una huella histórica en la Ruta Marítima de la Seda.

«En la antigua Quanzhou, el comerciante Pu Shougeng de Tiju era un hombre de negocios árabe. Construyó un ‘Jardín Yunlu’ aquí y plantó flores traídas desde Arabia. Una de estas flores, la plumeria, se utiliza en la costumbre de llevar horquillas para el cabello entre las mujeres de Xunbu», dijo Zhuang Qun.

En 2008, las costumbres de las mujeres de Xunbu, incluido el recogido del cabello con flores, se incluyeron en el segundo lote de listas del patrimonio cultural inmaterial nacional.

Hasta el día de hoy, las mujeres de Xunbu aún conservan la costumbre de llevar recogidos con flores.