25 de mayo de 2024
Opinión

Un frente al cambio climático desde la educación en China

Moisés Herrera Villegas
Estudiante de la Maestría en Ciencias Biológicas, Facultad de Biología, Universidad Veracruzana

Xalapa, Ver., 18 de octubre de 2023.- El cambio climático es, se dice, acontece, pasa, pero sobre todo existe, y como prueba de ello le acompañan una innegable cantidad de estudios científicos que lo comprueban, los cuales son mencionados más adelante. El cambio climático se caracteriza por una serie de variaciones en los patrones del clima, como la precipitación, ciclones y tormentas, mismos que se acompañan de otra serie de efectos como el calentamiento de los océanos o la pérdida de masas de hielo. Todo esto atribuido principalmente a las actividades humanas, especialmente a la liberación de gases de efecto invernadero, razón por la que se presenta en todas partes del planeta, no hay rincón que se salve. Es tal la magnitud de este fenómeno, que forma parte de un cambio en la estructura del planeta, al cual expertos le denominan Antropoceno, “la era del hombre”, donde la actividad humana es tan marcada, que hablamos no sólo de un cambio en la sociedad, sino también a nivel geológico.

shanghai nm
En las calles y avenidas de todas las ciudades chinas se crean jardines (Foto:SCL)

Queda claro que el cambio climático es preocupante, sin embargo, es necesario entender que, de cierta forma, todos son partícipes de este fenómeno, aunque claro, habrá algunos más responsables que otros. No obstante, existen personas que prefieren mantener distancia en su relación con este fenómeno, ignorando cualquier advertencia a sus acciones cayendo en el negacionismo que rodea al problema. Con toda la cantidad de evidencia que existe resulta desconcertante que impere la negación a la existencia del fenómeno de cambio climático.

Ya que hablamos de evidencia, basta con mirar el amplio repertorio de información que poseen las Naciones Unidas y organismos internacionales como el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), donde muestran el calentamiento de los océanos que, en ocasiones, ha superado los 2 °C de temperatura media, lo que es realmente impactante para la vida que en estos se desarrolla. Otro de los efectos más severos que ha causado este fenómeno es la pérdida de las masas de hielo, desde finas capas de nieve hasta glaciares enteros, cuyos daños se consideran como irreversibles para algunos casos, y se estima que, de forma alterna a este efecto, el nivel del mar aumentará gradualmente durante los próximos años, inundando varios metros de la línea de costa. En relación con el punto anterior, se estima que el cambio climático ha causado cambios en la estructura de los ecosistemas en todo el mundo, lo cual modifica las dinámicas de las especies y sus ciclos de vida, cuyo resultado se puede cuantificar por la pérdida de especies clave para el equilibrio ecológico tal como lo conocemos en la actualidad.

Es momento de convencer también a los gobiernos que se caracterizan por tener una mirada más crítica, en especial aquellos con un elevado número de industria y manufactura. China, junto con los EE. UU. y la Unión Europea son los principales emisores de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Resulta interesante la forma en que las grandes economías deciden cómo establecer sus objetivos a favor de un “futuro” más verde. En el caso de China, su gobierno tiene claro que es necesaria la transición a una economía más sustentable, y establece una agenda que propone la adaptación y mitigación.

Recientemente, se realizó un estudio con la intención de identificar si alumnos de la Universidad de Arizona en el campus de Yang Ling de la provincia de Shaanxi, al recibir una educación con elementos importantes respecto del cambio climático, lograban apropiarlos. El estudio rindió frutos, pues hubo una aceptación significante de la información y los estudiantes mostraron un dominio del entendimiento de las actividades antrópicas y cómo estas mismas generan repercusiones en dicho fenómeno. Pero parte importante de esta investigación, es que el diseño de la Educación de Cambio Climático estaba focalizado en la situación de China, más que en un panorama global. Esto pudo permitir que los estudiantes se sintieran más cercanos al problema.

Un panorama interesante es el de que los habitantes de China no desconocen las causas primeras de este fenómeno y ciertamente tienen presente algunas de sus consecuencias. En una encuesta realizada en el año 2013 en distritos de Beijing, los resultados permitieron comprobar que las personas son conscientes de los daños a la salud, y que el humano es el principal responsable de este fenómeno; pese a esto, aún hay muchos aspectos que no quedan claros sobre el cambio climático, por ello están dispuestos a realizar acciones individuales para contrarrestarlo. Esto deja claro que, el problema no está centrado en enseñar sobre cambio climático, sino, en dirigirlo a su público correctamente y esclareciendo toda duda posible.

jardines en las avenidas y calles
Los chinos son conscientes de que el humano es el principal responsable del cambio climático (Foto:SCL)

Hablar de cambio climático es hablar de la calidad de vida del humano, de su salud y de su futuro como especie. Observar algunos aspectos de este fenómeno en un país altamente industrial y tecnológico como lo es China, deja entrever algo que parece pequeño o quizá poco importante, pero que en realidad es altamente significativo: el cambio climático es un problema del cual la sociedad está dispuesta a aprender. Y mucho tiene que ver la forma en cómo se educa o se transmiten los conocimientos, tal como lo demuestra la investigación encabezada por el científico Daniel Tang en el campus de Yang Ling de la provincia de Shaanxi, la cual deja claro que cuando las instituciones educativas abordan una problemática de manera pertinente, un problema tan amplio y complejo como es el cambio climático, se logra apropiar para dar paso a soluciones exitosas.

Literatura recomendada

Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (2022). Climate Change 2022: Impacts, Adaptation and Vulnerability. Working Group II Contribution to the IPCC Sixth Assessment Report. https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg2/

Qi, Y. y Wu, T. (2013). The politics of climate change in China. Wiley interdisciplinary Reviews: Climate change. 4(4) 301-313.

Tang, K. H. D. (2022). Climate change education in China: A pioneering case of its implementation in tertiary education and its effects on students’ beliefs and attitudes. International Journal of Sustainability in Higher Education. DOI: 10.1108/ijshe-05-2022-0151

Yu, H., Wang, B., Zhang, Y. J., Wang, S., y Wei, Y. M. (2013). Public perception of climate change in China: results from the questionnaire survey. Natural hazards69, 459-472.