13 de abril de 2024
Portada

China y México celebraron tradiciones milenarias

  • El país oriental tiene el Festival de otoño medio o de la luna

Irma Villa

En la República Popular de China (RPCH) tienen muchas tradiciones, pero una muy significativa, semejante al Día de Muertos para México, es el Festival de otoño medio o Festival de la luna, en el que las familias se reúnen para festejar, dar gracias por la cosecha, orar por la longevidad y la buena fortuna, y mirar el conejo de la luna. Se elige por ser la luna más brillante y llena del año.

Se lleva a cabo el día 15 del octavo mes, de acuerdo con el calendario lunisolar, es decir a finales de septiembre o principios de octubre. En 2023 coincidió con la Fiesta Nacional, fue el 1 de octubre, día en que se conmemoró la fundación de la RPCH.

La celebración se ha modificado con el paso de los siglos, no es lo mismo hace 3 mil años, cuando se originó en el periodo de la Dinastía Shang, que hace 1500, cuando los emperadores de la dinastía Tang llevaron la fiesta a sus palacios.

Incluso, hay una bella leyenda en https://bit.ly/475EbW0 que explica la figura del conejo que se ve en la luna, de la cual se toma la versión que aquí se comparte con algunas modificaciones.

Chang’e vuela a la luna

Hace mucho tiempo, nueve soles ardientes brillaban en el cielo de la tierra. Nuestro planeta estaba demasiado caliente y seco, lo cual lo hacía inhóspito para la vida humana.

Afortunadamente nació un valiente guerrero llamado Houyi, quien era extremadamente hábil con el arco y la flecha. Fue convocado por el Emperador y recibió un arco mágico con el que fue capaz de disparar ocho de los nueve soles del cielo, salvando al mundo y a toda su gente.

Como recompensa, el emperador le dio al valiente guerrero un elixir especial que, después de beberlo, lo enviaría a los cielos por toda la eternidad, pero el corazón de este valiente guerrero pertenecía a una de las mujeres más hermosas de toda la tierra: Chang’e.

Eligió quedarse en la tierra con la mujer que amaba, sin renunciar a la pócima sagrada, porque haberlo hecho sería una muestra de ingratitud. Olvidó que el mal siempre está en vela, y que esta decisión traería consecuencias.

El gran guerrero tenía un rival que lo envidiaba, por ello cuando se enteró de que poseía una fórmula para alcanzar la eternidad, trató de robarla y ser él quien dominara los cielos.

Al asegurarse que el guerrero elegido no estaba en casa, se dirigió ahí para robar el elixir; no contó con la presencia de la amada, quien protegería la bebida a consta de su propia vida; ella ingirió el elixir, sin percatarse de que su amado se batía en combate con su enemigo.

El valiente guerrero derrotó al terrible personaje rápidamente, pero fue demasiado tarde para agarrar a su amante, que ya levitaba lentamente hacia la luna.

Seguramente el lector conoce el cuento mexicano que también alude al porqué la luna llena parece tener un conejito, por eso solo se menciona.

Esta fecha es un buen momento para retornar a los lugares de origen, comprar detalles para la familia y amigos, y sobre todo soñar con los enamorados de la luna.