AMLO también elige a sus opositores

  • La mañanera del 3 de agosto habría que escucharla sin prejuicios
  • Hay un libro para los maestros que contiene los diferentes movimientos sociales que el Estado mexicano ocultó
  • En el Palacio Federal está la sala “Daniel Cabrera y los olvidados”
  • Esto de cuestionar los libros que emite un gobierno, recordó el Presidente, ya sucedió en la época de Adolfo López Mateos

Irma Villa

Xalapa, Ver., 08 de agosto de 2023.- Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no sólo está guiando a MORENA para decidir quiénes podrían ser los aspirantes a presidente de México, de acuerdo con los periodistas de Mesa de Análisis, también lo hace con los de otros partidos, tal es el caso de Xóchitl Gálvez.

Andrés Manuel López Obrador
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Y sí, efectivamente, así parece que es, pero esto debería preocupar a los adversarios de AMLO en lugar de burlarse de él, porque si la carta más fuerte que tienen es a la actual senadora, realmente no le puede competir al líder moral más importante que aún tiene México. Esta conclusión deriva de escuchar Mesa de Análisis, conducida por Carlos Loret de Mola el pasado 3 de agosto. Dar clic

La oposición no existía en el 2018 –después de que Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia con más del 50 por ciento– como que no había figuras, nadie entusiasmaba, palabras más palabras menos de Carlos Loret de Mola; le acompañan Denise Dresser, Carolina Hernández Solís, Jesús Silva-Herzog Márquez y Héctor de Mauleón quienes dialogaron sobre la carrera presidencial de 2024. La ex estrella de la empresa Televisa, visiblemente emocionado, exclama: “parece que la conversación ha cambiado, no sé qué percepción tengan”, inmediatamente cede el micrófono a “Denise”. La periodista que acaba de estar en Ucrania, responde: “¡Absolutamente!, desde la irrupción de Xóchitl Gálvez como una candidata inesperada, una candidata desafiante y además promovida por el propio Andrés Manuel López Obrador por la forma en la cual la trató. A mí me parece que su candidatura despega o toma la decisión de entrarle al ruedo electoral cuando el Presidente le cierra la puerta de Palacio Nacional, después de haber ganado (ella) el amparo que le da derecho de réplica frente a las mentiras presidenciales en su contra; en el momento en el que López Obrador le cierra la puerta de Palacio Nacional abre la puerta de su candidatura presidencial, la vuelve un nombre reconocible, ella ve que tiene apoyo y decide, pues eso, lanzarse, con una campaña (yo diría) muy fresca, con sentido del humor (algo que el hombre del Palacio Nacional no tolera), muy hábil manejo de redes y generando un sentimiento, pues, de una opción que no existía en la oposición, una opción capaz de entusiasmar, de (sobre todo) generar incertidumbre frente a un proceso que se veía tan previsible”.

En este momento, Loret agrega: “el arroz no estaba cocido”, Denise confirma y agrega que la incertidumbre siempre es un elemento necesario en las democracias. Comienza, ahora sí, la discusión.

El mismo 3 de agosto, en La Mañanera, le cuestionaron a AMLO el sesgo comunista de los libros de historia, y más allá de acuerdos y disensos, desde mi punto de vista, su respuesta es atinada: “en la mayoría de los casos no los han leído, es un rechazo por consigna, y sobre todo por la carga ideológica, es mucho el conservadurismo de muchas personas, los obnubila, ven comunistas por todos lados”.

Esto de cuestionar los libros que emite un gobierno, recordó el Presidente, ya sucedió en la época de Adolfo López Mateos, cuando el Partido de Acción Nacional también organizó manifestaciones para solicitar que no se distribuyeran los libros de texto de aquel entonces, y hubo manifestaciones en contra, y eso que era Jaime Torres Bodet el secretario de Educación, y Martín Luis Guzmán fue el primer director de la Comisión de Libros de Texto.

Por lo tanto, pidió a la gente estar tranquila, que lo que hay es un libro para maestros en el que se les habla de los diferentes movimientos sociales que se han dado en el país; además, se preguntó que por qué ocultar la realidad, “ni que viviéramos en ese entonces cuando el régimen tenía el control de los medios de comunicación”.

Fue en este momento de la mañanera en que destacó que hay una sala en Palacio Federal denominada “Daniel Cabrera y los olvidados”, en homenaje a quien fuera un periodista opositor del régimen de Porfirio Díaz. Este hombre al que calificó como excepcional formaba parte de El hijo del Ahuizote, un periódico crítico.

Mencionó que en esa misma sala (en la que debajo hay ruinas de sitios arqueológicos de lo que fue Tenochtitlan) están los olvidados: se puede ver al emperador Cuauhtémoc, a los revolucionarios Genaro Vázquez y Lucio Cabañas; del movimiento del 68, están Valentín Campa y Raúl Álvarez Garín; se recuerda a Emiliano Zapata, a Lázaro Cárdenas; a José Revueltas y a Elena Garro, entre otros. ¿Antes cómo iban a estar ellos? Se pregunta.

Por último, comento que en Mesa de Análisis consideran que el gobierno de AMLO ha sido una continuidad de las administraciones anteriores, con acarreos, impunidad, corrupción, etc.

Al respecto, hay que decir que AMLO sigue contando con la aprobación de más del 60 por ciento de los mexicanos, como en la misma mesa reconoció Hernández Solís. Este dato lo aporta Morning Consult.

Como en el futbol, parece que la selección de los presidenciables se decidirá en penaltis.

Y lo de los libros será un asunto que seguirá dando qué decir, pese a lo que esta tarde se informó, porque la presencia de Sady Arturo Loaiza encenderá a los periodistas críticos de este país.