19 de junio de 2024
Opinión

El español, segunda lengua materna del mundo

  • En 2060, Estados Unidos será el segundo país con más hispanohablantes del mundo, después de México

Un informe elaborado por David Fernández Vítores, dirigido y coordinado por la Dirección Académica del Instituto Cervantes, publicado en su Anuario 2023, asegura que el español es, después del chino mandarín, la segunda lengua materna por número de hablantes, y la cuarta a nivel global, rebasada por el inglés y el hindi, si se considera el dominio nativo + competencia limitada + estudiantes.

En el documento citado también refieren que seguirá creciendo el número de hispanohablantes, especialmente porque en 2060, en Estados Unidos, se estima que habrá una población de 111 millones que se expresarán en castellano; y, aunque para el 2100 tendrá un decremento, su preponderancia seguirá por arriba del inglés y el francés. Cita:

«El crecimiento de la población hispanohablante previsto para las próximas ocho décadas no estará sustentado únicamente en el crecimiento demográfico de los países en los que el español es la lengua oficial o vehicular. En 2060, Estados Unidos será el segundo país con más hispanohablantes del mundo, después de México. Las estimaciones realizadas por la Oficina del Censo de los Estados Unidos hablan de que, en 2060, habrá 111 millones de hispanos distribuidos por todo el país. Eso supondrá que el 27,5 % de la población estadounidense, casi uno de cada tres residentes en Estados Unidos, será hispana. Por otra parte, la lenta disminución que registra la proporción de hispanos hablantes de español en los últimos treinta años —alrededor de diez puntos porcentuales— cuestiona la denominada «ley de hierro» de abandono de las lenguas, que afirma que las terceras generaciones acaban perdiendo la lengua de sus abuelos, y destruye en cierto modo el mito de Estados Unidos como cementerio de idiomas. Con todo, el hecho de que ahora el número de hispanos nacidos en Estados Unidos supere al de los nacidos en el extranjero supone sin duda una presión a favor del abandono intergeneracional del español en el crisol estadounidense, sobre todo teniendo en cuenta que el 87 % de los primeros considera que el hecho de hablar español no es un requisito indispensable de su identidad hispana».

Otro país donde el español está cobrando relevancia es precisamente en la República Popular de China, donde 106 universidades contemplan en su oferta académica la Licenciatura en Español.

De este tema, se retoma parte de la nota del periodista Yasef Calderón, publicada en el Diario del Pueblo.

[…]

«Desde hace algunos años, en las 106 universidades chinas que lo imparten, el idioma español mantiene su buen paso como notable corredor de fondo.

La creación del primer Departamento de Español en China tuvo lugar en 1952 en el Instituto de Lenguas Extranjeras de Pekín, que marcó la génesis de la enseñanza del idioma como carrera universitaria en el país. Posteriormente, en 1954 la Universidad de Economía y Comercio Exterior de Pekín abrió su propio curso de español. Después, en 1959, la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái (SISU) fundó el Departamento de Español. A su vez, en 1960 en la Universidad de Pekín, la Universidad Normal de la Capital y el Instituto de Lenguas Extranjeras de Luoyang empezaron a impartir cursos regulares de este idioma”, destaca Yu Man, profesor de la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái, en su ensayo “El español en China”, publicado en el anuario 2021 del Instituto Cervantes. “Los primeros graduados de las universidades fueron requeridos por otros centros docentes superiores para empezar a enseñar español, lo que fue un sólido punto de partida para que la lengua y la cultura hispánica se difundieran gradualmente en el país”.

Hou Jian, traductor literario y profesor titular de la Facultad de Español de la Universidad de Estudios Internacionales de Xi´an, nos asegura que “cuando yo era estudiante de español, es decir, hace más o menos diecisiete años, ese número no pasaba de veinte”.

“Como la mayoría de las lenguas extranjeras, el desarrollo del español en nuestro país notablemente ha sido afectado en los tres años de pandemia. En esos años, en todo el mundo, la gente se comunicó menos. Muchos estudiantes de español nunca estuvieron en los países hispanohablantes”, precisa Hou, y añade que durante estos duros años “la tendencia de la difusión del idioma español en China ha sido: desarrollar bajo la crisis”.

Debido a la intensa cooperación de China con Iberoamérica, también ha crecido la cantidad de cursos de español que se imparten en escuelas secundarias chinas, como primera o segunda lengua extranjera.

“Durante este 2023, muchos colegios y secundarias han reabierto y ampliado sus opciones de español, incorporando profesores nativos, tanto españoles como latinoamericanos, para impartir los cursos”, precisa Sun Xintang, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing, y subraya que “de las carreras universitarias de idiomas, el español es el más solicitado”.

Hou Jian, quien también dirige el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Estudios Internacionales de Xi´an, se considera optimista en cuanto a las perspectivas del idioma español en China hacia el 2030.

“China y los países hispanohablantes siempre mantienen buenas relaciones. La amistad entre las dos partes se ha reflejado claramente en este año, primero de la era postpandemia”.

Para el profesor Hou, existe una base sólida para el desarrollo del español en China. Y considera que además de los vínculos políticos y económicos, es muy importante la comunicación intercultural.

“He notado que los estudiantes con más vocación de estudiar bien la lengua española, mayoritariamente son aquellos que aman la cultura de los países hispanohablantes, sea literatura, gastronomía, artes plásticas, música”, afirma Hou. […]