Japón vertió residuos de tritio al mar: Wang Wenbin

  • Necesito hacer hincapié en que, durante los últimos dos años, la legitimidad, legalidad y seguridad del plan de descarga oceánica de Japón ha sido cuestionada una y otra vez por la comunidad internacional
  • Si el agua contaminada con energía nuclear de Fukushima es realmente segura, Japón no tendría que tirarla al mar, y ciertamente no debería si no lo es

El embajador de China en México, Shang Run, en sus redes sociales comentó que Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, en conferencia de prensa ofrecida el 23 de agosto, habló con la agencia AFP, del daño ecológico que causa Japón por echar los residuos de tritio de sus plantas nucleares al mar.

image 1
Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores

Wang Wenbin, declaró que no es la primera vez que este país lo ha hecho y que él ha alertado al mundo de esta situación: “lo hemos dicho muchas veces, hay una diferencia fundamental entre el agua contaminada con energía nuclear, que entró en contacto directo con los núcleos del reactor fundido en el desastre nuclear de Fukushima, y el agua liberada por las centrales nucleares en funcionamiento normal. Son diferentes en su naturaleza, provienen de diferentes fuentes y requieren diferentes niveles de sofisticación para manejarlos.

Japón compara deliberadamente el agua contaminada nuclearmente por Fukushima con el agua liberada por las centrales nucleares en funcionamiento normal, lo que solo demuestra que este país no está manejando el problema científicamente y está engañando deliberadamente a la comunidad internacional.

Necesito hacer hincapié en que durante los últimos dos años y más, la legitimidad, legalidad y seguridad del plan de descarga oceánica de Japón ha sido cuestionada una y otra vez por la comunidad internacional.

Japón aún tiene que abordar las principales preocupaciones internacionales, como la fiabilidad a largo plazo de la instalación de purificación, la autenticidad y precisión de los datos de agua contaminada con energía nuclear y la eficacia del acuerdo de monitoreo.

 China y otras partes interesadas han señalado en múltiples ocasiones que, si el agua contaminada con energía nuclear de Fukushima es realmente segura, Japón no tendría que tirarla al mar, y ciertamente no debería si no lo es. Es injustificado, irrazonable e innecesario que Japón impulse el plan de descarga oceánica.

 Instamos a Japón a no trasladar el riesgo de contaminación nuclear al resto de la humanidad en la búsqueda de sus intereses egoístas.