25 de mayo de 2024
Portada

En el Foro Boao para Asia, China resaltó su relación con Nauru

  • Del 26 al 29 de marzo se realizó la Conferencia Anual 2024 del Foro de Boao
  • Los participantes expusieron ideas sobre cómo la comunidad internacional puede trabajar unida para hacer frente a los desafíos comunes y asumir responsabilidades

China es el país en desarrollo más grande del mundo, con una población de aproximadamente 1400 millones de habitantes. Nauru es el país insular más pequeño, con una población de unos 13 mil habitantes y una superficie de sólo 21 kilómetros cuadrados, se encuentra en Micronesia -en el océano Pacífico-, forma parte de Oceanía-Australia.

Dichas características no impiden que sostenga relaciones amistosas, incluso son el factor de unión con China, porque como dijo el presidente de este país, Xi Jinping: “Para tratar las civilizaciones, necesitamos un corazón más amplio que el cielo”.

Centro Internacional de Conferencias del Foro de Boao para Asia en Boao, en la provincia de Hainan, en el sur de China (Foto: Xinhua/Yang Guanyu)

La Academia de Ciencias Sociales de Shanghái publicó en su página pormenores del encuentro entre el país más poblado del mundo y la República de Nauru.

El 26 de marzo se inauguró la reunión anual 2024 del Foro Boao para Asia, donde China dio la bienvenida a personas de todos los ámbitos del mundo que hablaron de políticas de gobernanza global, de estrategias para ganar-ganar, abriendo una vez más un nuevo capítulo de intercambio de civilizaciones y aprendizaje mutuo.

Durante su participación, el presidente Xi Jinping expuso lo siguiente:

“Cada civilización es el cristal de la sabiduría humana. La humanidad vive en un mundo de diferentes culturas, razas, colores, religiones y sistemas sociales, donde la coexistencia de múltiples civilizaciones constituye la base del orden mundial.

En el proceso de globalización, el intercambio, la integración y el choque entre civilizaciones constituyen las características más distintivas de esta época.

El cielo es infinito y puede albergar miles de climas. Tener “un corazón más amplio que el cielo” significa que debemos aceptar y comprender las diferencias y la diversidad de las civilizaciones del mundo con un corazón inclusivo.

Buscar el “común” en la inclusión de las “diferencias” y buscar la “comunidad” en el respeto de las “diferencias”.

Las relaciones entre China y Nauru es no solo el epítome de la práctica de China de la idea de la diplomacia de igualdad entre los países grandes y pequeños, si no también una práctica dinámica de intercambios amistosos entre países de diferentes tamaños, historias y culturas y sistemas sociales.

Subrayó que para comprender el verdadero significado de las civilizaciones es necesario una actitud de igualdad y humildad.

En el contrato general de la globalización, la actitud hacia las civilizaciones es un indicador importante de la apertura de un país y de su perspectiva internacional.

China con un corazón más amplio que el cielo, abrazó activamente las civilizaciones de todos los países del mundo, no solo demostró su confianza cultural y su postura de apertura, sino que también contribuyó con la sabiduría y el plan chino para promover la construcción de un mundo de paz duradera.”

El mandatario dijo que el intercambio de conocimientos mutuos es un requisito esencial para el desarrollo de la civilización. Y aseguró que “tener una mente abierta para tratar a las diferentes civilizaciones significa ser capaz de respetar e incluir las diferentes culturas, ideas e ideologías, y ser capaz de aceptar y comprender a los demás con una mente abierta, lo que promueve el intercambio y la integración de civilizaciones y promover la paz y el desarrollo mundiales.”

En el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta, refirió que Maldivas tiene el primer puente marítimo. Asimismo, Laos pasó de “país bloqueado por tierra” a “país unido por tierra”.

Isla de Dongyu, en Boao, en la provincia de Hainan, en el sur de China (Foto: Xinhua/Yang Guanyu)

En su turno, Ghani, director del Instituto de Civilizaciones Asiáticas de Taksila (Pakistán) Ur. Rahman comentó: “Para resolver los desafíos comunes que enfrenta la humanidad, comenzar desde la perspectiva de la civilización y promover la igualdad, el aprendizaje mutuo, el diálogo y la inclusión de la civilización, es sin duda una estrategia a largo plazo para tratar las causas”.

En el mundo hay más de 200 países y regiones, más de 2500 etnias y diversas religiones. Frente a los argumentos de “conflicto de civilizaciones” y “superioridad de civilizaciones” fabricados por unos pocos países, la iniciativa Global de civilización sin duda indica una nueva dirección para el desarrollo pacífico del mundo.

¡Hay muchos ríos y la capacidad es grande!, concluyó.