19 de junio de 2024
Opinión

Secretaria del Tesoro de Estados Unidos acusa a China y a México por ingreso de fentanilo a su país

  • Janet L. Yellen declaró, durante su visita por México, que la mayoría de los precursores químicos para la fabricación ilícita de fentanilo proceden de China

Redacción NM

Ciudad de México.- El 6 de diciembre, la Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet L. Yellen  hizo una serie de declaraciones en las que acusó a China y a México porque facilitan el ingreso de fentanilo a su país: “la mayoría de los precursores químicos para la fabricación ilícita de fentanilo proceden de China y se sintetizan en México, posteriormente se introducen de contrabando a Estados Unidos por la frontera”, aseguró la funcionaria.

La respuesta de China, a través de su embajada en el país latinoamericano, compartió a la prensa su inconformidad con tales aseveraciones, las cuales no tienen sustento, por lo cual asegura que “lamenta profundamente estas declaraciones falsas de la funcionaria estadounidense”.

Compartimos sus puntos de vista, con la redacción original:

“I. China siempre se opone a la especulación por parte de Estados Unidos de que los llamados precursores de fentanilo procedentes de China han sido procesados en México y exportados como drogas a Estados Unidos. China concede gran importancia a la cooperación en materia de aplicación de la ley antidroga con la parte mexicana, y la comunicación entre los departamentos de aplicación de la ley de ambas partes está bien canalizada. Al mismo tiempo, México nunca ha incautado precursores químicos procedentes de China.

II. China tiene la determinación más resuelta, las políticas más efectivas y el mejor récord en la lucha contra las drogas, y también es uno de los países con el mayor número de precursores químicos controlados y catalogados y el control más estricto del mundo. La cantidad de fentanilo ilícito incautado en China cada año sólo se mide en gramos.

III. China ha cumplido fielmente sus obligaciones en virtud de la Convención de 1988 de las Naciones Unidas. Su sistema de concesión de licencias de importación y exportación y de verificación internacional para todas las sustancias químicas catalogadas ha impedido eficazmente que estas sustancias químicas se desvíen hacia la fabricación ilegal de drogas a través del comercio internacional. La responsabilidad de impedir el flujo de productos químicos ordinarios hacia canales de fabricación de drogas en el comercio internacional recae en la parte importadora.

IV. China expresa su profunda simpatía con el pueblo estadounidense, especialmente con los jóvenes, por los sufrimientos que les ha infligido el fentanilo, y ha acordado establecer el grupo de trabajo sobre la lucha contra los estupefacientes con Estados Unidos para impulsar la cooperación y ayudar a Estados Unidos a hacer frente al abuso de drogas. China espera que la parte estadounidense aprecie efectivamente nuestra buena voluntad, lance sus declaraciones basadas en los hechos y gestione las cuestiones pertinentes en forma serena y profesional.”