19 de junio de 2024
Portada

China se reafirma como el motor de la economía mundial

  • La contribución como país al PIB mundial será de 30 por ciento
  • “El consumo volvió a ser el principal motor del crecimiento económico”, aseguró Kang Yi, director del BNE

Contra todo pronóstico, como dice el cantante español Joaquín Sabina, la economía de la República Popular China logró un PIB interanual del 5.2 por ciento en 2023, siendo el consumo interno un sostén importante.

Aspecto del Jardín Yuyuan en Shanghái

En los noticieros televisivos de las grandes cadenas, en las columnas sobre economía de los periódicos más consultados en el mundo, se hablaba de que China no superaría la meta que tenía planteada de crecimiento para el año que recién se fue, algo que las cifras del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial confirmaban al decir que el PIB nominal sería por mucho del 5 por ciento.

Pues no, en el Diario del Pueblo Digital se asegura que “de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas (BNE, por sus siglas en inglés), el producto interior bruto (PIB) del país registró un crecimiento interanual del 5,2 por ciento en 2023, alcanzando un récord de 126,06 billones de yuanes (17,63 billones de dólares). La cifra aumentó un 5,2 por ciento interanual en el cuarto trimestre del año pasado.

Los datos económicos del país de diciembre, y en el cuarto trimestre de 2023, demostraron que la economía fue testigo de cambios más positivos, integrales y multidimensionales. Una serie de indicadores en el lado de la producción y la demanda lograron una mejora más dinámica, generalizada, y general”, aseguró Pang Ming, economista jefe de la consultora global JLL China.

La contribución anual del gasto en consumo final al crecimiento económico de China fue del 82,5 por ciento el año pasado.

“China sigue siendo punta de lanza para el crecimiento económico mundial

Pang agregó que “con el apoyo de muchos factores positivos, incluido el crecimiento constante y fuerte de la producción industrial, el consumo que se ha convertido en el principal impulso de crecimiento y la aceleración y eficacia de la inversión, la transformación y modernización industrial de China se han acelerado, se ha mejorado la fuerza impulsora del desarrollo económico y se ha promovido constantemente el desarrollo de alta calidad”.

Destacó que, en 2023, la contribución de China al crecimiento económico mundial será de más del 30 por ciento. “Recientemente, muchas instituciones internacionales y organizaciones empresariales han elevado sus expectativas sobre el crecimiento económico de China, afirmando que el gigante asiático sigue siendo el mayor motor del crecimiento económico mundial.”

Los datos del BNE demostraron que las ventas minoristas de bienes de consumo aumentaron el año pasado un 7,2 por ciento interanual a 47,15 billones de yuanes, y las ventas minoristas de servicios aumentaron un 20 por ciento interanual.

En diciembre, las ventas minoristas de bienes de consumo aumentaron un 7,4 por ciento interanual y un 0,42 por ciento respecto al mes anterior.

La contribución anual del gasto en consumo final al crecimiento económico de China fue del 82,5 por ciento el año pasado, mejorando en 43,1 puntos porcentuales interanual.

“En 2023, el consumo volvió a ser el principal motor del crecimiento económico”, aseguró Kang Yi, director del BNE.

Kang pronosticó que el consumo mantendrá un crecimiento decente en la próxima etapa, ya que existen muchas condiciones favorables para respaldar su continua recuperación.

“El potencial de consumo de China sigue siendo enorme”, precisó Kang, y destacó el mercado nacional de más de 1.400 millones de habitantes, el avance constante de la urbanización y la actualización de la estructura de consumo han proporcionado un amplio espacio para el crecimiento del consumo.

Además, la situación del empleo está mejorando gracias a la recuperación económica, lo que puede traer mayores ingresos a los residentes, proporcionando una base sólida para la mejora del poder de consumo.

La inversión en activos fijos aumentó un 3 por ciento interanual en 2023 hasta situarse en 50,3 billones de yuanes, con un aumento de la inversión en fabricación y una inversión en infraestructuras del 6,5 por ciento y del 5,9 por ciento, respectivamente.

La tasa de crecimiento de la inversión en activos fijos en el período enero-diciembre fue 0,1 puntos porcentuales superior a la del período enero-noviembre. Además, la cifra de la inversión manufacturera y la inversión en infraestructura fueron superiores 0,2 y 0,1 puntos porcentuales, respectivamente.

“La caída de las ganancias de las empresas se redujo, lo que es bueno para la inversión manufacturera, y el aumento de las ganancias de las empresas industriales impulsó el entusiasmo de la inversión empresarial”, afirmó Liu Xiangdong, analista jefe de la agencia de gestión de inversiones Eastern Spring Capital.

Debido a la transformación y actualización de las industrias tradicionales, y al cultivo y expansión de las industrias emergentes estratégicas para impulsar la inversión en manufactura, las industrias de alta tecnología experimentaron un fuerte crecimiento, con un aumento de la inversión del 10,3 por ciento interanual en 2023.

“Específicamente, la inversión en los sectores de manufactura de alta tecnología y servicios de alta tecnología se expandió un 9,9 por ciento y un 11,4 por ciento, respectivamente”, concluyó Liu.